Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares

Acuerdo internacional jurídicamente vinculante, aprobado por la Asamblea General de la Naciones Unidas en 2017 y que ha entrado en vigor el 22 de enero de 2021, tras ser ratificado por 50 países, requisito imprescindible para su activación.

En un claro triunfo de la Sociedad Civil y el Derecho Internacional frente a los 5 países más militarizados del mundo y los 28 comprometidos en alianzas nucleares, especialmente la OTAN, dos terceras partes de los países del mundo aprobaron el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TPAN)

España, a pesar de que un 80% de la población está en contra de esas armas, no ha firmado el Tratado, alineándose con las potencias nucleares que, además, boicotearon y trataron de deslegitimar el proceso.

El día 26 de septiembre se celebra el Día internacional de la Eliminación Total de las Armas Nucleares. No nos engañamos. Este tratado, como tantos otros, no va a parar automáticamente a la poderosa industria militar nuclear con que dominan y amenazan a toda la población mundial, pero es un instrumento más que tenemos los ciudadanos, cuya organización y presión continuada sí conseguirá su eliminación, como ha conseguido el TPAN. Ahora, además de criminales son ilegales.

 

«El Principio del fin de las armas nucleares»

“El 7 de julio de 2017, 122 países votaron a favor del Tratado sobre la prohibición de las Armas Nucleares. Votaron por la prohibición los países que no tienen armas nucleares, pero viven bajo su amenaza. Sin que la mayoría de sus ciudadanos lo supieran, no votaron los gobiernos de las grandes potencias nucleares y, sin embargo, la prohibición salió adelante.”

Así comienza este documental, elaborado por la agencia Pressenza, ya difundido ampliamente, y que recogemos de youtube. En él se repasa la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), promotora de este Tratado, con entrevistas a las distintas entidades colaboradoras, como Cruz Roja Internacional, Asociación Internacional de Médicos contra la Guerra Nuclear, (formada por médicos de los dos bloques de la guerra fría y embrión de la ICAN) o el testimonio de los Hibakusha.

Repasa también la historia del arma nuclear, la millonaria y urgente investigación del ejército americano para adelantarse a los nazis, y su lanzamiento sobre Japón cuando al parecer ya no era necesaria, sino un aviso a los soviéticos.

Miles de muertos, efectos dramáticos sobre las personas y la naturaleza, un riesgo insoportable justificado como mal necesario y convertido en estrategia para la paz y la seguridad, programa de Destrucción Mutua Asegurada. La amenaza focalizada en Europa en los años 70-90, la presión de los movimientos pacifistas, el fin de la Guerra Fría, la caída del Muro y los tratados de limitación de misiles atómicos no ha limitado la amenaza. Sigue invirtiéndose en la modernización de los arsenales, con miles de millones de dólares al año. Hoy 9 países tienen armas nucleares, 15.000 bombas, todas ellas más potentes que la que se lanzó sobre Hiroshima.

Hace una consideración especial sobre la importancia decisiva de las mujeres en esta larga lucha. Las primeras protestas comienzan en EEUU, protagonizadas por Mujeres por la Paz que, en 1961 organizan huelgas y marchas contra las armas nucleares en 60 ciudades.

Estupendo documental para ver en grupo, en el Instituto, en el Centro Cultural, en la iglesia….