Actualidad de la Noviolencia

«Huelga de Silencio» contra la represión militar en Myanmar.

El 10 de diciembre, coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos, se llamó a la población a quedarse en casa, cerrar las tiendas y mercados, no hacer compra, no ir al trabajo, paralizar el país, en protesta contra el ejército golpista de Myanmar.

En la ciudad Shwebo, al noroeste, la gentes se manifestaron con ropa negra y en silencio, en lo que llaman “ataque silencioso” al ejército. “El silencio es el grito más fuerte. Queremos recuperar nuestros derechos. Queremos la revolución. Expresamos nuestra tristeza por nuestros héroes caídos. Necesitamos enviar un mensaje al mundo sobre las terribles violaciones de los derechos humanos en Myanmar”

Ya en el mes de marzo el Movimiento de Desobediencia Civil contra la Junta Militar vació las principales ciudades de la antigua Birmania. “El objetivo de la Huelga de Silencio es demostrar que nosotros gobernamos las ciudades y no la Junta militar”.

Al menos 35 civiles, incluidos mujeres y niños, y 2 trabajadores humanitarios de la ONG Save the Children fueron asesinados y quemados el día de navidad por tropas del Totmadaw (ejército), según denuncia creíble y documentada del Gobierno de Unidad Nacional, gobierno paralelo en la sombra. Ante los videos difundidos con las masacres, el ejército habla de conspiración y lo justifica como represalia a guerrillas y grupos de resistencia armada que operan desde hace años.

Ahora, ante el aumento de la violencia contra civiles, el representante de la U.E. para Asuntos Exteriores J.Borrell, plantea aplicar un embargo de armas al régimen militar de Myanmar.

Muere Desmond Tutu

Muere a los 90 años el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz en 1984, incansable defensor de los Derechos Humanos e icono de la lucha contra el Apartheid, no solo en Sudáfrica sino también en Israel. Nos deja como legado un inquebrantable compromiso con quienes sufrieron distintas formas de violencia y opresión. Eludiendo a menudo lo “políticamente correcto” y la cómoda equidistancia de muchos falsos profetas de la paz, nos dejó un test de alta fiabilidad: “Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor.”.

Firma del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares “TPAN”

El 22 de enero de 2021 entró en vigor el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares. Para que sea eficaz es necesario que los países lo ratifiquen, lo que el gobierno español todavía no ha hecho. Con este fin, desde septiembre cada día 22, distintos grupos noviolentos y antimilitaristas nos hemos organizado para recordárselo al gobierno con el lema #10RazonesFirmaTPAN.

Para este 22 de enero, primer aniversario de la entrada en vigor del tratado, se está preparando un comunicado que se dará a conocer a distintas organizaciones sociales, pidiéndo que lo suscriban, atentas. Se organizará una rueda de prensa y otras actividades de difusión y presión. Es intolerable que la amenaza nuclear, que pone en peligro la vida de todo el planeta, sea sostenida por gobiernos que se dicen democráticos y respetuosos de los Derechos Humanos. La campaña continuará el 22 de cada mes.

Justicia restaurativa

A comienzos del año pasado se publicaron dos artículos en distintos medios sobre justicia restaurativa que bien merecen una atenta lectura y reflexión, pues suponen una crítica a nuestra cultura punitiva de hacer justicia, y sobre todo, ofrecen una alternativa y una forma constructiva de resolver los conflictos.

El primer artículo es de Marta Pascual, del Área de Ecofeminismo de Ecologistas en Acción de Madrid: “La justicia restaurativa. Una forma de cuidarnos como organización.”, y lo resumen así: “Los abusos de poder y violencia, más o menos sutilies, están presentes en todos los colectivos. Ecologistas en Acción ha apostado por el enfoque restaurativo como sistema de resolución de conflictos dentro de una estrategia amplia de cuidados que proteja tanto a las personas como a la organización.”

El otro artículo es de Anna Celma: “Pueblos que anteponen la reparación al castigo”, y nos habla de alternativas comunitarias a la justicia en el Cauca, que entroncan con la tradición de los pueblos indígenas, que no delegan en los cuerpos policiales armados la gestión de la segeuridad, ni la justicia en manos punitivas. Según su relato, “la justicia restauradora es posible porque mira de forma integral” y atañe a toda la comunidad. “No se trata de castigar sino de recuperar la armonía”.

Aires antimilitaristas del norte

Un grupo de antimilitaristas del KEM-MOC ha realizado el 18 de diciembre una acción en el gobierno militar de Bilbao. Ataviadas con monos amarillos de trabajo, han comenzado con mazos a golpear los muros de la instalación militar mientras desplegaban una pancarta encima de la puerta denunciando los 43000 millones de euros que este año destinará el gobierno español a gasto militar. Proponen derribar el cuartel y dedicar sus 6500 metros cuadrados a usos y necesidades del barrio. Fueron trasladados a comisaría para su identificación.

El lunes 20 de diciembre, media docena de activistas de la Plataforma Contra la Exclusión Social protestan ante la sede del Gobierno Vasco en pañales por los recortes sociales y el despilfarro en gasto militar y obras faraónicas. En la pancarta se podía leer “El gasto militar y el TAV (Tren de Alta Velocidad) nos dejan en pañales”.

El 30 de diciembre, activistas antimilitaristas de la Coordinadora Kakitza se desnudan frente al gobierno militar de Bilbao en el 20 aniversario del fin del servicio militar obligatorio. Pese al fin de la mili, consideran que estamos en “una pandemia de militarismo y virus del gasto militar”.

__________________________________________________________________________

NOTA: Foto de portada: pantallazo video para DW «La libertad de prensa peligra en Birmania»