Desobedientes. La Insumisión presa.

A la memoria de Kike Mur, insumiso muerto en la prisión de Torrero. Entre los años 1989 y 2001 la Objeción de Conciencia al ejército evolucionó en un formidable Movimiento de Insumisión, antimilitarista, noviolento, con 50.000 jóvenes insumisos y 1670 presos, que acabó con el Servicio Militar obligatorio, forzando al gobierno del PP a aprobar el 9 de marzo de 2001 el decreto de suspensión de la mili, aunque la despenalización del delito de insumisión no se hizo efectivo hasta el 2002.

En este video, elaborado por insumisos aragoneses a los 20 años del final de la mili, participantes directos en aquella lucha, junto con madres, compañeras y personas de apoyo, comentan y valoran de viva voz cómo lo vivieron, y van desgranando alternativamente recuerdos, razones, emociones e informaciones. El video es largo,1 hora 50 minutos, y en él van intercalando los distintos temas, junto con recortes de prensa, fotos de campaña y cartelería.

Comentan los inicios de cada uno en en su proceso de insumisión, el paso de la conciencia personal al compromiso político, las decisiones, los temores ,el conflicto en las familias, y cómo estas van pasando del rechazo al apoyo incondicional. Muestran el desarrollo de una estrategia noviolenta de desobediencia pública, asumiendo las consecuencias de sus acciones: negarse a presentarse individualmente en los cuarteles y hacerlo en grupos anunciado previamente, no vestir la ropa militar, no aceptar la Prestación Social Sustitutoria, publicitar sus detenciones e ingresos en la cárcel, plantes ante el tercer grado o hacer insumisión dentro de los cuarteles para evidenciar el militarismo y la represión ante el lento proceso de modificación legal por parte del gobierno.

(43.00) Fundamental los grupos de apoyo y, en especial, la participación de madres, compañeras, novias,… Emocionan los comentarios de algunas madres, de cómo pasaron de ser «apolíticas» a organizar la Asociación de Madres y ser un apoyo seguro, en juicios, conferencias, prensa, en manifestaciones constantes, en denuncias ante la cárcel.

(48.00) Todos recogen la dureza, la humillación, la degradación de la cárcel, en esos años del sida y la heroína, el tercer grado, la muerte de Kike Mur (1.25.40). Y valoran que su lucha tuvo un éxito claro, fue una lucha de esperanza y enriquecedora, el antimilitarismo caló en la sociedad. Con un coste personal muy grande.

Es una reflexión serena y honesta sobre una lucha ejemplar, silenciada hoy en la prensa y los libros de historia, modelo y referencia imprescindible en estos días de militarismo y violencia.

Desobedientes. La insumisión presa from Nanuk Audiovisual on Vimeo. https://vimeo.com/340462203

__________________________